Fijan una cuota de inversión en sitios de noticias para las campañas políticas

El Congreso dispuso que el 60% del gasto de fondos públicos en campañas políticas del mundo digital, deberá destinarse a sitios de noticias nacionales. Fue una inciciativa de la APD y Adepa. (copete)

Por iniciativa de la Asociación de Periodismo Digital (APD) y Adepa el Congreso incorporó a la Ley de Financiamiento de los partidos políticos, una cuota de inversión de la publicidad digital financiada con fondos públicos, para los sitios de noticias nacionales.

La norma ahora deberá ser reglamentada por el Poder Ejecutivo, e informada - a través de la Cámara Nacional Electoral - a los partidos políticos con vistas al proceso electoral de este año.

La ley incluyó un artículo que establece que el 60% de los recursos públicos destinados a publicidad digital de los partidos durante las campañas electorales deberán destinarse a sitios digitales productores de contenido informativo. El 35% para los portales de noticias de alcance nacional y el 25% a los de alcance provincial.

El objetivo principal de incluir dicho artículo es de equilibrar la publicidad electoral en medios periodísticos digitales, que pagan impuestos y dan empleo en el país, además de contribuir a un debate democrático informado.

Se busca así limitar una tendencia muy negativa, que orientaba el gasto de publicidad electoral a multinacionales como Google y Facebook, donde no se producen contenidos propios y se reproducen además noticias falsas.

El artículo que favorece especialmente a los medios provinciales busca además combatir otro fenómeno muy negativo, que es la desaparición de medios locales, lo que genera la desertificación mediática de regiones enteras del país, con el efecto negativo que esto genera sobre la democracia y el control del poder político.

La norma busca además contribuir al fortalecimiento de las pymes digitales generadoras de empleo periodístico de calidad.

Por medio de esta ley, Argentina logra posicionarse como país pionero en la región en el combate a las fake news, la regulación de las campañas políticas y el fortalecimiento de los medios que producen periodismo de calidad.